64 consejos para sobrevivir haciendo un trabajo a distancia

En tiempos en los cuales incluso enfermedades virales y pandemias nos obligan a quedarnos en casa,  en Web 24 sabemos que trabajar desde nuestro propio espacio y a nuestro ritmo es la mejor opción para percibir ingresos de una forma eficaz, cómoda y segura.

Una cadena de noticas francesa entrevistó a sus periodistas para saber cómo podían abordar este nuevo tipo de trabajo con confianza, y éstos ofrecieron unas recomendaciones muy interesantes. Toma nota y no te quedes atrás. ¡Es el momento de dar un paso más!

Bien sea que hayas estado trabajando en casa desde hace ya algún tiempo, o que apenas estés comenzando, esta práctica puede resultar realmente sencilla y divertida. No quiere decir esto, que hayan nuevas barreras que superar, como por ejemplo, tener la sensación de estar aislado del mundo exterior, o que solo escuches tu propia voz mientras hables con tu perro o con tu gato, pero no podemos obviar que la idea de levantarse de la cama y ponerse a trabajar sin tener que salir de casa, se parece mucho a un sueño frecuente que finalmente se nos hace realidad.

Cuando se trata del teletrabajo, o trabajo a distancia, escuchar un par de consejos nunca está demás. En este caso, son 64 que ofrecieron periodistas que ya traían la experiencia de trabajar desde cualquier parte del mundo, y que experimentaron y entendieron esta realidad. Veamos entonces, cuáles son estos consejos, para ganar la confianza que necesitamos y lanzarnos al mágico mundo del trabajo a distancia.

Cuando se trata de retos tecnológicos, en WEB24 siempre queremos estar ahí. La idea es ayudarte a impulsar tu negocio al máximo para que tu apuesta de llevar tu trabajo a donde quiera que estés, sea un éxito.

Estamos en un punto en el que nada nos detiene. Para generar ingresos no hay barreras geográficas, horarios establecidos o esquemas específicos que cumplir. Podemos ser socios tecnológicos ahora, y comenzar esta aventura directo hacia la cima.

Mantener una rutina diaria

Para garantizar que el trabajo desde casa sea cómodo pero también productivo, es importante establecer cómo y cuándo debe comenzar la jornada diaria:

1. Organiza tu día con tareas recurrentes. Por ejemplo, el día lunes realizarás y culminarás la actividad A, el día martes la B, y así para el resto de la semana.

2. Vístete como si fueras a ir a la oficia; o al menos no trabajes en bata de baño, o en pijama. Esto podría traer repercusiones y es una pendiente muy  resbaladiza para nuestra salud mental.

3. No planifiques demasiadas llamadas de conferencia consecutivas. Quedarte en casa significa tener que estar en comunicación constante con otras personas, pero si juntas demasiadas llamadas, podrías incluso llegar a confundir a la persona con la que hablas y decir algo inapropiado.

4. Aunque pueda parecer obvio: ¡No olvides planificar descansos! Estar en casa también podría significar una desconexión total por muchas horas, y los descansos son necesarios para poner en orden las ideas.

5. Haz una lista de tareas pendientes y prepárate para cambiar tus prioridades en cualquier momento. El entorno de la casa es más fluido, con lo cual, es posible que tengas que cambiar u organizar las horas de trabajo porque la nevera se dañó o algo similar. Tener una lista de las prioridades te permite estar activo, no olvidar lo pendiente y mantenerte productivo independientemente de los eventos que sucedan en el día.

6. Si en algún momento os toca ir a la oficina, date un tiempo para ver a tus supervisores, amigos o compañeros personalmente.

7. Cambia de lugar de trabajo en diferentes momentos del día. Ten en cuenta tu estado de ánimo, comodidad o intereses.

8. Pon tu teléfono en modo avión cuando estés trabajando en algún proyecto importante o tengas una fecha límite. Esto te permite mantenerte enfocado en la tarea en cuestión y no distraerte.

9. Crea una rutina de alimentación saludable que incluya las tres comidas principales.

10. Haz a un lado en correo electrónico y las redes sociales a una hora determinada y evita llevar tu smartphone a la cama.

11. Duerme un número razonable de horas durante la noche.

12. Amarás este consejo: La cafeína es tu amiga, así que ¡tómate un café!

13. No lleves comida al espacio de trabajo. Mejor que sean bebidas.

Sobre el equipo de trabajo y el entorno

Aunque estemos trabajando en casa, no podemos olvidarnos de usar las herramientas adecuadas, incluidos los muebles de trabajo, para que nuestro cuerpo no pase factura al final del día. Aunque a veces lo consideremos cómodo o necesario, no es recomendable trabajar en la mesa de la cocina, por ejemplo. Usar una silla adecuada en un espacio dispuesto para ello, asegura la productividad del trabajo.

14. Usa un teclado ergonómico. También es recomendable una gran pantalla 4K y una silla de oficina pertinente para tal labor.

15. Los teclados inalámbricos, ratones y demás accesorios tecnológicos para tu computadora o laptop son tus amigos. ¡Úsalos!

16. Las sillas ajustables y los escritorios de pie contribuyen a la comodidad y la ergonomía.

17. No es recomendable usar una computadora portátil en la mesa de la cocina. Pueden ocurrir imprevistos.

18. Si la disposición de los espacios de tu oficina en casa no está resultando cómoda y conveniente, adecúala según tus intereses y necesidades. Cambia de posición con frecuencia, y ayuda a tener tu cuerpo y tu mente en armonía.

19. Si tienes una computadora portátil, conéctala a un ratón y a un teclado para tener una experiencia de oficina más formal.

20. Es importante tener privacidad. Siempre que sea posible intenta que tu espacio tenga una puerta que se pueda cerrar.

21. Los límites son importantes: El hecho de que trabajes en casa no significa que siempre estás libre para ir de compras o hacer cosas ajenas a tus responsabilidades laborales. Siempre que sea necesario, establece límites con tu pareja, niños, o compañero de cuarto.

22. Si tienes un bebé o un cachorro al que cuidar, ajusta tu entorno de trabajo para que lograr la debida concentración que necesitas, dividiendo el tiempo en ambas actividades.

23. Cuando sea necesario, conecta tu computadora a la pantalla de tu televisor. Es una gran herramienta que se puede usar para una conferencia, o incluso, para temas más personales.

24. No trabajes en la cocina o áreas de la casa que supongan una gran distracción.

25. Cuando hay que transferir archivos grandes y pesados, puede ser arriesgado confiar solo en el Wifi. Usa un enchufe de Enthernet siempre que sea posible.

26. Internet en casa debe ser, no solo infaltable, sino con la mayor velocidad y ancho de banda que puedas permitirte.

27. Como regla general asegúrate de hacer copias de seguridad de todo lo que hagas

28. Si tienes que hacer videos, asegúrate de tener un espacio donde la luz no sea un problema, que no sea bullicioso y donde no se vea alguna información confidencial o que no deberías compartir.

29. Optimice y replantee constantemente su entorno de trabajo.

30. No tengas miedo de invertir en cosas que son necesarias y que te ayudarán a mantener un ambiente saludable. Una buena silla y una pantalla grande son más que adecuados para evitar incomodidades y dolencias y para que la productividad sea aún más efectiva.

31. Conoce todos los cafés y restaurantes locales que tienen una buena conexión Wifi cerca de casa.  Si en algún momento necesitas escapar del caos en el hogar tendrás un buen refugio al cual acudir.

32. Asegúrate de ajustar tu VPN, y mejor aún, conocer, no solo buenos lugares con Wifi cercanos a casa, sino con una distancia considerable. También son válidos cuando de escapar se trata.

33. Invierte en tapones para tus oídos. Serán un alivio cuando hay mucho ruido en casa y necesites estar concentrado.

Las aplicaciones y servicios más convenientes

Hay infinidad de aplicaciones y herramientas con las cuales podemos trabajar para hacer más efectiva y fructífera nuestra jornada. ¡No las pierdas de vista!

34. Los servicios de videoconferencia como Zoom, deben convertirse en parte de tus aplicaciones de rutina. Son flexibles, beneficiosos y se les puede sacar el mejor provecho.

35. Precisamente, el hecho de tener una o varias videoconferencias en el día, es una buena manera de hacer que salgas de la cama y que te vistas de forma adecuada aunque estés en casa. Aprovecha eso.

36. Las aplicaciones como Evernote ayudarán a administrar el trabajo organizando las ideas y poniendo todo bajo control.

37. Apaga todas las notificaciones en tu móvil que puedan significar una interrupción. Redes sociales, correos electrónicos  y todo aquello que distraiga y retrase la productividad.

38. Si se cambia de una computadora a otra durante su jornada laboral sincronice sus actividades con servicios como Dropbox, iCloud, OneDrive, y otros servicios de almacenamiento en la nube. De esta forma, todo tu trabajo estará disponible y tendrás acceso a él donde quiera que estés.

39. Usa aplicaciones en modo de pantalla completa tanto como sea posible para minimizar las distracciones.

40. Únete a Slack o servidores de Discord con amigos o grupos con intereses similares para que puedas interactuar con otras personas.

Mantener equilibrio mental

Mantener una buena salud y equilibrio mental es posiblemente el aspecto más importante a considerar cuando decides trabajar desde casa.  El aislamiento, la falta de interacción, son situaciones que debemos aprender a manejar para llevar a cabo nuestra jornada laboral en otro ambiente fuera de la oficina.

41. Salir de casa es esencial para la salud mental.

42. Camina, ten contacto con la naturaleza o ve a hablar con tu gato. Haz algo diferente, no importa qué.

43. Adopta un perro y paséalo varias veces al día. El gato es quizás, tradicionalmente, el mejor amigo de un escritor, pero para levantarse y moverse, nada le gana a un perro.

44. Dentro de tu planificación incluye un tiempo para ir al gimnasio cuando no haya mucha gente. Esto ayuda a tu bienestar y te pone en contacto con otras personas. súbete a una bicicleta, suda, y lee un buen libro. Nada como escapar a otro mundo para mejorar tu salud mental.

45. Uno de los mayores desafíos para quienes trabajan en casa y tienen familia, es poner límites. Estar dentro del hogar no siempre es sinónimo de estar disponible.

46. Un poco de aire fresco muchas veces pone a andar de nuevo nuestra mente. Trabaja afuera de vez en cuando.

47. Haz a un lado cualquier sentimiento de culpa. Aunque no parezca cierto, tomar un descanso en casa es más difícil que salir de la oficina y darle la vuelta a la manzana.

48. Proporciona para ti un espacio de trabajo determinado, preferiblemente lejos de la cocina.

49. Evita sentirte aislado. Cuando sientas que es necesario, sal de casa.

50. Sé creativo y experimenta para que crees tu propio espacio de trabajo tal como lo has soñado.

51. Usa aplicaciones como audiolibros para ayudarte a dormir.

52. Deja tu móvil cargando en el salón. Si lo estás usando para escuchar música o podcast conéctalo a un altavoz Bluetooth en tu habitación.

53. Procura hacer siempre (o no dejar de hacer) las cosas que amas.  Tu pasatiempo favorito, únete a un club, sal con amigos, o lo que sea necesario para sacarte de la casa.

Mejora tu salud física

Cuidar de tus ojos, espalda y salud física en general es tan importante como cuidar tu salud mental. No puedes olvidarte de ti, y de tus necesidades primarias.

54. De 5 a 10 minutos cada hora: levántate, muévete, y retira tus ojos de la pantalla.

55. ¡Come sano! Procura no hacerte muy amigo de la comida rápida o de microondas.

56. Trabajar todo el tiempo con una computadora portátil puede resultar un tanto perjudicial para la salud a largo plazo. Toma varias alternativas.

57. No es una buena idea usar una computadora portátil en la mesa de la cocina por largos periodos.

Para los ejecutivos

No solamente es necesario que los empleados aprendan a trabajar desde casa sin dejar de mantenerse eficientes (al contrario), sino que los líderes también deben aprender a dirigir y administrar de manera efectiva a los trabajadores remotos.

58. Apóyate en las personas a las cuales les tengas mayor confianza.

59. El trabajo remoto funciona mejor cuando te pones plazos.

60. Comunícate efectivamente.

61. La microgestión no es recomendable.

62. Utiliza la flexibilidad que el trabajo remoto te brinda como una ventaja muy competitiva.

63. Usa los servicios de chat y mensajería de video.

64. Utiliza Zoom en tus horas de oficina para hacer ensayos o aportaciones y ten contacto con otras personas.

No hay una regla básica o general para que tu jornada laboral en casa sea productiva. Es cuestión de adaptarte y hacer lo que mejor conviene a tu cuerpo y espíritu, sin poner en riesgo tu efectividad como profesional.  Tomarte descansos, salir de la casa, y mantener tu mente abierta para experimentar diferentes enfoques dejando a un lado el miedo a los cambios.

¿Quieres convertirte en nómada digital pero no sabes por donde empezar?

Descubre nuestra franquicia con cursos online personalizados y todo un equipo a tu servicio.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando, usted acepta nuestra
es Spanish
X