La consultoría para la transformación digital

La consultoría para la transformación digital: por qué es tan importante contar con ella.

Seamos claros: la evolución y revolución tecnológica ocurre de forma acelerada, y cada vez son más las empresas y negocios que han comprendido que deben afrontar este cambio a como dé lugar, sobre todo si han contado con la estrategia de una consultoría de transformación digital que les ayude a llegar al siguiente nivel.

No podemos imaginarnos hoy en día a algún negocio o empresa cuya tecnología o el uso de la informática no esté presente en ella, pues incluso, desde hace muchos años ya ésta se emplea para gestionar cuentas, planificar compras y pedidos, e interactuar con colaboradores y clientes a través de la Internet.

Aunque ciertamente, los pasos de la revolución tecnológica son veloces, también es importante tener claro que no se trata de un proceso en el cual haya que correr despavorido, desconociendo o ignorando cuanto detalle o aspecto de interés nos pase por delante. Se trata de tener completamente claro, qué es lo que se debe digitalizar, qué se puede mantener digitalizado, y la mejor manera de poder emprender dicha transformación.

Muchas empresas suelen fijarse en “el vecino” a ver qué tal le va a él con los cambios, y si obtiene resultados positivos para dar el paso, pero vamos, la idea no es copiar los pasos de otros ni mucho menos medirnos por resultados ajenos, aunque ciertamente los casos de éxito se puedan incorporar a la organización, pero sobre todo, es importante comprender que existen maneras especificas que nos pueden llevar a tomar las decisiones correctas y un trasfondo importantísimo que puede descubrirse más íntegramente  con el apoyo de una consultoría de transformación digital.

¿Cuánto dura el proceso de cambio?

Una de las preguntas que más se repiten en una consultoría de transformación digital, es cuánto suele durar el proceso, o cuánto hace falta evolucionar para lograr el objetivo que se busca; ante este cuestionamiento, no queda más que decir que la transformación digital es un camino de constante evolución, y no una meta con un final definido o determinado. No llegará un momento en el que dirás: ya estoy completamente transformado digitalmente.

Es el mismo mercado el que nos va a indicar cuál es el tipo de tecnología que resultará relevante para nuestro negocio. Ya no basta fabricar lo que nos venga mejor y obtener los márgenes en función de los componentes que añadamos según nuestras negociaciones con proveedores. Cada vez más, se fabrica en función de las respuestas de nuestros clientes y consumidores, adaptando y personalizando en gran medida el producto final. Igual hay que cambiar el foco y empezar a intentar conocer más a nuestros clientes y por cuáles canales les gusta llegar a nosotros. Las decisiones empresariales deben contar con la aportación de los distintos departamentos de negocio: preventa, producción, informática, contabilidad. Básicamente, podría decirse que la transformación digital parte y requiere de un cambio cultural.

Conocer detalladamente nuestro modelo de empresa, las condiciones de nuestro entorno, saber lo que tenemos y a dónde queremos llegar es fundamental para iniciar el proceso. La tecnología es una herramienta para iniciar el camino y comenzar a involucrarnos con términos como Movilidad, Cloud, Big data, Iot, Inteligencia artificial, entre otros; no es sencillo pero sí factible, llevados de la mano con la debida consultoría de transformación digital.

Una consultoría de transformación digital aborda, por ejemplo:

  • Que posiblemente, más que intentar partir de un macro proyecto complicado de gestionar y concluir, lo mejor sería optar por proyectos pequeños, fácilmente controlables pero que supongan avances palpables y cuantificables.
  • Analizar previamente los objetivos y definir una estrategia para poder alcanzarlos sin olvidar que la base de toda transformación digital, es en sí el cliente.
  • Generar y mantener nuevas y mejores relaciones.
  • Automatizar las tareas
  • Evitar saltarse pasos importantes o que muchas veces resultan engorrosos como los pagos con Hacienda, los bancos, o la gestión con los proveedores.

Plan de seguridad: Una prioridad para la consultoría de transformación digital

Además de una dirección implicada y plenamente convencida de las ventajas de la transformación digital, es necesario informar y formar a los trabajadores. Las empresas que no ven clara la necesidad de actualizar contenidos y conocimientos entre sus empleados no van a estar preparadas para jugar en esta liga. De forma complementaria, es necesario proporcionarles las herramientas adecuadas para no condicionar su progreso.

Las Transacciones, datos privados y el acceso a información crítica están mejor asegurados si se está en manos de una consultoría digital. La información y herramientas que reciba cada miembro de la empresa debe estar integrada al plan de seguridad para proteger los activos de la organización y  prestar atención al mayor foco de vulnerabilidades: los endpoints.

Sin duda cuanto más cerca estén sus opiniones del centro de decisiones, más realistas serán los proyectos emprendidos. Para ello, estos profesionales deberán tener las dotes de un consultor que conozca los fundamentos del sector en el que se mueve, estar al día de las tecnologías que se emplean en el día a día y cómo implementarlas. De esta manera podrán adelantarse a las demandas de una sociedad cada vez más cambiante y globalizada.

Hay que estar dispuesto a cambiar

La clave para iniciar el camino de la transformación digital es estar preparado y dispuesto a cambiar. Y, una vez iniciado el proceso, debes ser consciente que ya no podrás detener la evolución y, seguramente, necesitará continuar a una velocidad superior a la que estabas acostumbrado. Y, en esa carrera, es primordial contar con la visión experta de una consultoría de transformación digital.

Al preguntarnos cuál es el coste de afrontar la transformación digital, basta comparar lo que gastaba hace unos años una gran multinacional. Los tiempos ya no se miden por meses, sino por semanas. El retorno de la inversión hay que verlo también con coste de oportunidad que supondría no estar en la jugada. ¿Estás dispuesto a afrontar los costes de no transformarte? ¿Ya cuentas con un aliado en el proceso como la consultoría de transformación digital?

Podemos ayudarte con la transformación digital para tu empresa, simplemente haz clic aquí.

¿Quieres convertirte en nómada digital pero no sabes por donde empezar?

Descubre nuestra franquicia con cursos online personalizados y todo un equipo a tu servicio.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al continuar navegando, usted acepta nuestra
es Spanish
X